Tarde Negra para México

La tarde del 5 de junio de 2019 puede ser recordada en un futuro como una tarde negra para México, pues en el curso de unos minutos el país recibió fuertes golpes.

En unos cuantos minutos y, como en cascada, cayeron cuatro bombas noticiosas en México que ponen a temblar la frágil economía nacional.

Primero se da a conocer el anuncio de que la reunión entre autoridades estadounidenses y la delegación mexicana de alto nivel salió sin acuerdos y, aunque Marcelo Ebrard pretendió matizar lo ocurrido e inyectar ánimo en una conferencia de prensa posterior, la realidad es que la prensa norteamericana y los ya tradicionales mensajes de Twitter de Donald Trump relatan un escenario sumamente adverso que, prácticamente, da por sentado al menos la primera imposición de aranceles al 5% a partir del lunes 10 de junio.

Unos minutos después, y casi de manera simultánea, Moody´s cambió la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de México a negativo desde estable. En su comunicado, la calificadora indica que esta decisión se debe a la modificación en la política energética y el papel de PEMEX, combinado con factores externos imprevisibles, lo que los lleva a tomar dicha decisión.

A la par, otra calificadora, Fitch también baja la calificación de la deuda soberana de México de BBB+ a BBB con perspectiva estable. En este caso, la calificadora también hace referencia al factor PEMEX y el deterioro en su financiamiento. Vale la pena recordar que la paraestatal es una de las empresas más endeudadas del mundo, pero que su deuda es respaldada por la deuda soberana de México lo que hace que en conjunto arrastre a la economía nacional.

Es importante mencionar que el giro en la política energética en la administración de Andrés Manuel López Obrador ha sido severamente cuestionado por los principales expertos, tanto en materia energética como económica, sin que eso haya movido a la reflexión de su política al mandatario.

Todo lo anterior llevo a que, pese a que los mercados ya habían cerrado, comenzó una presión que impacto directamente al peso mexicano. La moneda perdió fuerza y sigue cayendo lo que afectará la economía nacional.

Así, podemos ver que esta tarde fue una tarde negra para México y no hay señales que tienda a mejorar.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario