Comando armado ejecuta a 3 niñas en Cd. Juárez

Una trágica y lamentable masacre golpea a nuestro país, esta vez en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, donde 3 niñas fueron brutalmente asesinadas con más de 100 disparos de arma de fuego.

Los hechos se registraron la madrugada de este domingo, cuando un grupo compuesto por al menos seis hombres y armado con fusiles de asalto de grueso calibre, ingresaron al domicilio ubicado en las calles de Ribera de Piedras Negras y Puente Yáñez de la colonia Riberas del Bravo en la ciudad fronteriza, en el cual se celebraba un convivio familiar y accionaron sus armas en múltiples ocasiones contra las tres menores de 14, 13 y 4 años quienes fueron identificadas cómo Lindsay, Sherlyn y Arleth Sánchez Gordillo y cuyos cuerpos presentaron más de un centenar de impactos de bala, presumiblemente de un fusil AK-47 conocido como “cuerno de chivo”.

A las afueras del domicilio fue localizado el cuerpo sin vida de un masculino de 25 años de edad, mismo que fue identificado como Rafael Gordillo González, ejecutado con arma de fuego y quien presuntamente sería tío de las victimas, además, algunas versiones policiacas apuntan a que el padre de las menores fallecidas habría sido privado de su libertad por el mismo comando armado. Una unidad de policía inició una persecución contra el vehículo donde huían los agresores, junto con el plagiado, hasta que la unidad impactó en un domicilio.

Al respecto del paradero del padre, la procuraduría no ha emitido pronunciamiento alguno, así como tampoco se cuenta con indicios que permitan identificar a los agresores y los motivos de tan execrable delito, aunque en medios locales ha trascendido que la autoría del ataque sería del grupo delincuencial conocido como “Los Mexicles”, pero las autoridades no han realizado declaración alguna sobre este respecto.

Éstos deleznables sucesos, aunados a la balacera del pasado 21 de este mes, en las inmediaciones del aeropuerto de Nuevo Laredo, Tamaulipas, o los 19 cadáveres que fueron desmembrados y colgados de un puente vehicular en Uruapan, Michoacán y diversos enfrentamientos que se han suscitado en diversas zonas del país, contradicen fehacientemente, los dichos del presidente de que el país esta en mejores condiciones y el pueblo es “feliz, feliz, feliz” y ponen de manifiesto el rotundo fracaso de la estrategia de seguridad del ejecutivo y la urgencia con la que se requiere un cambio de rumbo en la impartición de seguridad y justicia en México.

Print Friendly, PDF & Email